RizVN Login



Martes de la sexta semana de Pascua

 

ENCUENTRO DE ANTIGUOS JMV EN CEUTA (Prov. Granada)

 


 

Jornada de reencuentros en El Valle

Antiguos integrantes de las Juventudes Marianas Vicencianas llegados de varias provincias recuerdan las vivencias comunes de décadas (pág. 13)

 


 

Los integrantes de varias generaciones de JMV comparten recuerdos en la Parroquia del Valle

Imágenes del pasado y planes de futuro
En total, 57 miembros de 20 familias, algunas desplazadas desde otras provincias


Ni la distancia, ni los años transcurridos, ni la edad. Ninguno de esos argumentos impidió ayer que unos 60 integrantes de las Juventudes Marianas Vicencianas (JMV), los actuales y los que algún día formaron parte del colectivo, se reunieran ayer en la Parroquia del Valle en torno a la jornada JMV Ceuta 2013.

Celebra la vida, compartiendo la fe. Llegaron desde Jerez, Cádiz, Málaga, Alicante... y, por supuesto, desde Ceuta. Unos veteranos, otros con menos bagaje y el resto incluso recién aterrizados, hijos de los históricos, pero con un objetivo común: mantener vivo el espíritu de la asociación religiosa que surgió para extender la misión de evangelización y entrega a los más pobres que enarboló en su día San Vicente de Paúl.

La jornada comenzó con la recepción de los participantes y la posterior Misa. Sin embargo, el día deparaba más emociones. La principal, el intercambio de vivencias, recuerdos y experiencias acumuladas por todos a lo largo de tantos años. “Ha sido muy bonito, muy emocionante”, reconocía ayer Maite Pérez, responsable de JMV en Ceuta y una de las organizadoras de la cita. “Hemos recordado muchas anécdotas, muchos momentos que hemos compartido. Pero también nos ha servido para replantearnos cosas nuevas, sobre todo cómo seguir compartiendo la fe”, añadía.

Entre esos instantes emotivos, la proyección de un vídeo con imágenes de los años 80 que por unos minutos les devolvió al pasado. El mismo efecto logró la “exposición de objetos  de época”, una recopilación de buena parte de los recuerdos que viajaron con ellos en las mochilas en los trayectos de regreso desde los campamentos de verano que frecuentaban. “Ha sido muy emocionante poder ver todo eso”, reconocían ayer.

Testimonios, historias comunes, reconstrucción común de historias... Desde cómo algunos decidieron optar por la vía del sacerdocio hasta aquéllos que forjaron en la asociación unos vínculos tan fuertes que se tradujeron en parejas que perduran hasta hoy e incluso se prolongan a través de sus hijos, presentes también en El Valle.

Entre los asistentes figuraban el P. Fernando Campos (Vicario general de Pastoral de la Diócesis de Cádiz y Ceuta), sor Isabel María Higueras (delegada nacional de JMV), sor Silvia Olea (delegada provincial de JMV) y Diego Palomo (coordinador nacional de Adultos de JMV).

El grupo se despidió a última hora de la tarde con el compromiso de revitalizar, más si cabe, una Asociación que las décadas de los 80 y 90 fue el gran referente de la juventud católica en Ceuta. 

 


 

ALGUNOS ARCHIVOS INTERESANTES DEL ENCUENTRO

 

 


 

FOTOS DEL ENCUENTRO

 

Pulsa aquí para ver el álbum en una ventana emergente

 

COMENTARIOS DE LOS ASISTENTES


Queridos Fran, Marina, y todos los de la organización del encuentro.... Gracias por el don de la amistad y de la fe compartida. He estado con todos vosotros desde mi corazón agradecido por este encuentro que pide más, mucho más... Y, aunque unidos en la fe y la oración, me ha dolido la distancia por no poder encontrarme con vosotros.... otra vez será. Una vez más gracias!!!

Manuel Díaz Guerrero

 

Hermoso... Como ya dije un dia por aquí, El Valle es siempre para mí, mi refugio, mi lugar de encuentro, Dios siempre me ha llamado desde allí, para empezar, para continuar, para darme fuerzas, ánimo, para empujarme, para decirme que sigue conmigo, para que me encuentre con Él y con lo que viví, para que la semilla que puso en mí, siga floreciendo, porque sigo siendo JMV, por que ser JMV es una semilla que puede dar muchos frutos.... Bueno, .... eso para mí claro.... pero, en general ... el encuentro, siendo más escueta ha sido encontrarme con la familia, con las familias... y pasar un día muy hermoso para el bagaje de este camino.

Pilar Román


Maravilloso, colosal, grandioso, y muy productivo, porque para mí, mi parroquia, desde siempre, ha sido El Valle, y me he sentido siempre parte de la gran familia que formabamos las Juventudes Marianas Vicencianas (JMV), aunque, para muchos creo que nos sentimos muy rejuvenecidos viendo ese coro tan lleno de todas esas personas que vinieron, unos de aqui y otros de las distintas provincias, agradeciendo siempre a la Delegada Nacional del movimiento Sor Isabel y la Delegada provincial Sor Silvia y, por supuesto, al Cordinador nacional de los Adultos de JMV, Diego, a todos ellos muchísimas gracias, al igual que todos aquellos que han echo posible este encuentro entre todos los viejos en edad pero creo, y hablo por mí, que me he sentido muy rejuvenecido. Espero que este encuentro se repita en años venideros y que sigamos en este ambiente y que cumplamos nuestros compromisos, abrazo a todos y un cordial saludo, y que ¡Viva mi gran familia de JMV de Ceuta!

Sergio Blanco Barrios

 
Un signo de esperanza en estos tiempos de cambios. Lo que un día se sembró irá dando sus frutos. Que Dios os bendiga a todos.

Diego Palomo Molis, Coordinador Nacional de Adultos JMV

 
Un gran encuentro!!! Desde Lanjarón os estuve todo el día muy presentes en mi oración. Que JMV siempre esté en vuestros corazones. No hay duda que el Señor os ha bendecido, para vuestro propio bien, para la iglesia, para los pobres (porque ellos os necesitan). Un abrazo.

Sor Irene Martín Molina, Hija de la Caridad natural de Ceuta

 
Me ha parecido un encuentro que, personlmente, me ha venido muy bien. La Parroquia del Valle siempre ha sido mi segunda casa y me siento muy orgullosa de haber ido... Así que ahora hay que seguir adelante y empezar como se dice y volver para llenar el vacio que tenía. Bendito Domingo y doy GRACIAS A DIOS por reunirnos.

Isa Pérez

 

Decía San Agustín: "Yo no te buscaría, Señor, si Tú no me hubieses encontrado". ¡Qué gran verdad! Me surge una pregunta con esta frase del santo: ¿qué hay detrás de nuestras inquietudes?; ¿qué había detrás de todas esas intervenciones que mostraban un "algo" en el corazón?; ¿estará Dios detrás de esas búsquedas, noches oscuras que alguno manifestó, tibiezas, situaciones dolorosas...? La experiencia de la realidad me ha enseñado que Dios no es tan evidente como muchos piensan que es, sino que la forma que tiene de manifestarse es de lo más peculiar, pero sí tengo claro que en las inquietudes de otros Dios pueden estar hablándonos y llamando a una búsqueda común. Lo que sea de Dios se irá clarificando si se busca con limpieza y de corazón; lo que no es de Él caerá en el olvido y en el tiempo...
Creo que no se puede desaprovechar la oportunidad de demostrarnos qué hay detrás de nuestras palabras vertidas en ese encuentro ceutí. No hacerlo es perder una oportunidad de clarificarnos y crecer personal y comunitariamente.
En los últimos tiempos de mi vida me estoy encontrando muchas personas con inquietud, en búsqueda de un "algo" que no sabemos verbalizar pero que nos está empujando a movernos, a tirar hacia delante, a no reducirnos a nuestros mundos estrechos y acotados.
"Yo no te buscaría, Señor, si Tú no me hubieses encontrado". ¿Lo busco a Él?; ¿está llamando a nuestra puerta? El que quiera moverse que lo haga buscando a otros que comulguen con esta inquietud; el que no, que continúe con su vida libremente no olvidándose que en cualquier momento se pueden abrir puertas inesperadas que necesitarán que otros las hayan flanqueado.

P. Fernando Campos Rosa,
Vicario General de Pastoral de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, natural de Ceuta

 
Lo increíble es que después de tantos años sin cantar muchos de nosotros, el ensayo fue de los más fáciles y rápidos que recuerdo, prácticamente no hubo que repetir ninguna canción pues salían como si las lleváramos ensayando años. También es lo que comentó sor Isabel, que le había impresionado la pasión que poníamos en las canciones.

Francisco Miguel Román Barbancho

 
Gran día el que pasamos ayer!!! con amigos de toda la vida, en la cercanía y en la distancia... todos estuvimos allí de alguna manera.
Fue maravilloso volver a escuchar esas voces y esas guitarras en la celebración de la eucaristía, la Palabra, la Homilía de Fernando, las Preces, la Acción de Gracias.... todo muy emotivo, no sólo para nosotros que formamos un día parte de esa Comunidad sino para otros muchos miembros que vivieron junto a nosotros toda esa etapa y nos vieron crecer allí.
Quiero agradecer desde aquí a todo el equipo de organización vuestra dedicación, ilusión y amor con la que habéis preparado este I Encuentro. Todo salió como os lo merecéis. Gracias y mil besos para todos!!

Pilar Rodríguez Godino

Inicio